Una de trastos

Cuando te quedas embarazada, empiezas a pensar en todo lo que te hace falta, que por supuesto para ti es imprescindible en tu día a día con tu bebé, qué ilusas somos.
Así que nosotros no ibamos a ser menos, cuando me quedé embarazada, papá y yo empezamos con una de nuestras listas, muuuy larga por cierto.
Os la voy a desglosar:
– El carro, un trío por supuesto, a ser posible cómodo de llevar, con su capazo para los primeros meses, el grupo 0 para el coche y la silla, lo único útil la silla del coche. Cuando salíamos a pasear con G.,él estaba en el   capazo y lloraba, por supuesto, y mamá lo cogía en brazos, idem con la silla, y ahí iba mamá con G. en   brazos y papá empujando el carro, y cuando iba sola un brazo para G. y con la otra empujando , que no pesaba ni ná. Al final el carro servía para llevar la compra, que digo yo que más barato nos hubiera salido comprar un carrito para la compra directamente.
Con C. ni eso, porteada desde el principio, (lástima que con G. no estuviera puesta en lo del porteo, me hubiera ahorrado el carro). Ahhh, en vez de 600 euros, hubieran sido 60, dios mejor no pensarlo…
-La minicuna, menos mal que fue prestada, con G. la utilicé unos tres meses, con C. nada, ella dormía encima de mamá que es donde mejor se está.
-El parque de juegos, nada de nada ninguno de los dos, yo lo llamo el guardajuguetes, que es de lo que nos ha servido.
-El cambiador-bañeracacharrazoquenocabeenningúnlado, dios, porque no lo había más grande, que si no lo compramos nosotros fijo. No había que hacer maniobras pa meterlo en el baño, porque por supuesto no lo podiamos dejar allí porque si no ni ducharnos ni ir al baño ni ná. Por no decir para vaciar la pedazo de bañera que para G. recién nacido con lo chico que era parecía una piscina.
Hasta los 18 meses nos dijeron que la podíamos utilizar, si claro 18 meses dando tumbos con el cambiador-bañeracacharrazoquenocabeenningúnlado, ni de coña, poco después del año a la bañera grande.
Con C. una mini bañera que la poníamos encima de una silla, y a los 6-7 meses en la bañera grande con mamá,(cómo cambiamos con los segundos…).
Y hasta aquí los trastos de hoy, que sí que hay más, muchos más…
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mi maternidad. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Una de trastos

  1. Calla calla nos invadimos con los trastos y nada es totalmente necesario…tu lo has dicho, que tontas somos! Ayyyyy…

    Me gusta

  2. sradiaz dijo:

    jajaja, ¡qué de cosas!
    Nosotros sí usamos el carro, aunque también porteamos, sobre todo si salimos a pasear las dos solas.
    Nos dejaron la bañera, pero ahora usamos una hamaquita de baño y ocupa mucho menos… la minicuna tambien prestada y sí que la disfrutó cuatro meses.
    Y el parque-cuna… pues ahí está de vez en cuando nos hacemos unas siestas, jejeje

    Me gusta

  3. mama jumbo dijo:

    Sí menos mal que algunas cosas son prestadas, si no…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s