Historia de un parto robado

Llegamos a casa y por supuesto seguía con contracciones.
Papá se fue al trabajo, pues en casa tampoco lo necesitaba. 
Pasé el día más o menos como pude, seguía con contracciones irregulares cada 5-7-9-5 minutos.
Después de comer nos fuimos a dar un paseo, recuerdo que estaba lloviendo, y cada vez que me daba una contracción nos teníamos que parar.
Cuando llegamos a casa me tomé un baño para ver si aceleraba la cosa, pero seguía igual, con contracciones irregulares.
Sobre las once de la noche nos fuimos a dormir, bueno papá, porque yo seguía con mis contracciones, me sentaba en la cama e intentaba relajarme entre contracción y contracción, y cuando venían me levantaba  a pasear, ya que acostada o sentada me dolía aún más.
A eso de las dos y media empezaron a ser mucho más fuertes, pero seguían irregulares, papá se despertó y hablamos, llamamos al hospital y habló con la matrona, era la misma de esa mañana, María, y nos dijo que fuéramos para ver como iba.
Así que llegamos al hospital, cuando entramos a la consulta me hizo un tacto y estaba de cuatro centímetros,
me preguntó si quería la epidural, yo en principio no quería, pero papá me dijo que llevaba dos noches sin dormir, que si me la ponía al menos podía descansar algo, así que al final me la puse.
Tardó un rato en llegar el anestesista,  tuve mucha suerte, pues me tocó uno de los mejores del hospital, y no tardó mucho en ponérmela.
Pues bien, estaba yo bien tranquila con mi epidural puesta cuando a eso de las cinco de la mañana me dice la matrona que me quiere hacer un tacto para ver como voy, pues cuando me está haciendo el tacto, veo que coge algo y me dice te voy a romper el saco, no me ha dado tiempo a abrir la boca cuando lo hace y de camino me hace la maniobra de kristeller para que el niño vaya bajando según ella, en ese momento estaba de seis centímetros. 
Y ahí me quedo yo con la bolsa rota y de repente empieza a pitar el monitor porque al mi peque se le están bajando las pulsaciones, le bajaron a 80.
De un grito llamé a la matrona, que literalmente metió la mano y lo empujó hacía arriba.
Pues bien después de este episodio siguieron unos cuantos más.
Os podéis imaginar mis miedos, tenía una bajada de pulsaciones cada dos por tres, y la matrona solo me decía no, no pasa nada, vamos como si una fuera tonta…
Me dijo que me iba a cortar la oxitocina (como sabéis siempre la ponen con la epidural, porque normalmente la epidural para las contracciones) para ver si así iba mejor el bebé, y sí iba mejor, pero no las contracciones.
Sobre las siete de la mañana volvió para ponerme la oxitocina de nuevo, pero en cuanto me la puso, de nuevo se le bajaban las pulsaciones a mi peque.
Le pregunté porque y me dijo que era porque el bebé no toleraba la oxitocina, le volví a preguntar que porqué y me dijo que es que a veces pasaba (y una leche pasaba).

Papá se fue a tomarse un café, y cuando volvía era la hora del cambio de turno, y escuchó decir a María “ahí le dejo a otro el marrón”, refiriéndose a nosotros, ya que éramos los únicos en paritorio.
¿El marrón porqué? pensé yo…
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Manualidades. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Historia de un parto robado

  1. Vaya historia de parto que malo sigue contándonos que nos dejas siempre con la intriga jajaj

    Me gusta

  2. Mamá Pata dijo:

    Jope!!! Que mala leche la Maria esta!!!
    A mi también me rompieron la bolsa para acelerar la dilatación. En ese momento no me pareció mala idea, porque con todo lo que yo me había informado de eso no había leído nada 😦
    Pero bueno, tuve mucha suerte y el parto fue genial!!!

    Me gusta

  3. mama jumbo dijo:

    El problema no fue la rotura de bolsa en sí, sino forzar la bajada del bebé

    Me gusta

  4. Qué pena que todo fuese así… Uno de los momentos más importantes de nuestra vida y … Mejor ni recordarlo. Ánimo! Ahora a disfrutar de ellos!!!

    Me gusta

  5. Sonia Martin dijo:

    Vaya historia,y encima vaya caradura decir ahi os dejo el marron!
    La maniobra esa es la que te aprietan la barriga? vaya tela!! he leido que algun pais esta prohibida…
    Besos

    Me gusta

  6. mama jumbo dijo:

    Si la maniobra es esa, aquí está prohibida, pero eso no quitan que la hagan muchos profesionales

    Me gusta

  7. mama jumbo dijo:

    si dejásemos actuar a la naturaleza…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s