Cuando llega un hermani@

Después de nacer G., cuando papá y yo hablamos de tener otro bebé, rara vez le preguntamos a G. si quería tener un hermanito, y cuando alguna vez le preguntamos a veces decía que sí y otras que no. Y es que ellos el concepto de hermano no lo tienen muy claro cuando son pequeños.

Cuando me quedé embarazada de la peque G. tenía 32 meses, y no quería que se enterara demasiado pronto, ya que habiendo tenido dos abortos, me daba miedo que pasar algo y él ya se hubiese ilusionado.

Coincidió que la mamá de su mejor amigo, que también somos muy amigas, estaba embarazada de casi tres meses, y entre ellos hablaban mucho del tema hermanitos.

Cuando fuimos a control de embarazo en la semana 7, me hicieron una eco para ver si había latido o no por recomendación de mi doctora, ese día no pude dejar a G. con nadie, así que vino con nosotros.

Cuando la enfermera me estaba haciendo la eco, lo llamó y le dijo que ese era su hermanito en la barriga de mamá, así que no tuvimos más remedio que hablar con él después de la consulta.

Enseguida lo entendió y me dijo que me iba a cuidar, y así fue, cuando estaba muy cansada para ir al parque, me decía que no pasaba nada, que yo descansara mientras el jugaba en casa.

Es increíble como ellos se dan cuenta de todo y son capaces de comprender y de ser empáticos cuando se les explica todo.

A veces le hablaba a la barriga, le daba besitos, y me contaba (él a mi) que la hermana(porque él quería que fuera niña) estaba creciendo poco a poco, y que la barriga estaba más gorda por eso.

Cuando fuimos a la eco del primer trimestre, se quedó en casa con la abuela ya que no lo iban a dejar de entrar, cuando llegué a casa le enseñé la eco, que además era preciosa porque le sacaron todo el perfil y se veía muy bien, y lo primero que dijo es que tenía la nariz igual que él.

Yo seguí dándole el pecho hasta ese momento que se destetó solo, y aunque se destetó, lo seguía durmiendo encima mía todos los días, no quería que notara muchos cambios por el momento.

Estaba todo el tiempo hablando de su hermana, tocando la barriga, hasta le cantaba.

En la eco de las veinte semanas, nos dijeron que era una niña, y cuando se lo dije se le iluminó la cara (igual que a papá, la única que prefería un niño era yo), y como ya teníamos el nombre de niña, se lo dije, y oye a todo el mundo se lo tengo que repetir varias veces y aún así se siguen confundiendo, pero a él con una vez le bastó, además lo decía perfectamente, es más hasta corregía al abuelo cuando lo decía mal, en ese momento fue cuando me dí cuenta cuanta ilusión le hacía tener a su hermanita.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mi maternidad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cuando llega un hermani@

  1. Sonia Martin dijo:

    Que bonito!! estos post despiertan mis ganas de otro bebe jiji; a Izaro le gustan mucho los bebes y a veces le preguntamos por saber que dice,te gustaría un hermanito bebe? y ella siempre dice si jajaja pero bueno a saber lo que se imagina!
    Besos

    Me gusta

  2. Mama Jumbo dijo:

    A G. también le han gustado mucho los bebés, y ya te digo era muy dulce cuando su hermana estaba en la barriga.
    A la peque también le encantan, y me encantaría volver a tener esta experiencia con los dos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s