Sobreprotección y crianza natural ¿lo mismo?

¿Qué es la crianza natural?, es la recuperación de una serie de hábitos para que los niños crezcan a su propio ritmo y de forma respetuosa, desde que el bebé nacese crea un fuerte enlace emocional con los padres, también conocido como apego seguro, se respeta los tiempos de cada niño, esto hace que desarrollen  una personalidad segura e independiente, un buen comportamiento, independencia, y relaciones buenas y sanas. Este tipo de crianza tendrá efectos positivos durante toda la niñez, adolescencia y adultez.

Y ¿que es eso del apego? es una vinculación afectiva intensa, duradera, de carácter singular, que se desarrolla y consolida entre dos personas, por medio de su interacción recíproca, y cuyo objetivo más inmediato es la búsqueda y mantenimiento de proximidad en momentos de amenaza ya que esto proporciona seguridad, consuelo y protección.

Y, ¿como se define la sobreprotección?, se define como un exceso de celo en el cuidado de los hijos, que puede llevar a los padres a no dejar que el niño se desarrollo de forma natural, ya que se tiende a resolver sus problemas en vez de dejar que lo haga solo, no dejar que explore el mundo de forma natural.

La sobreprotección genera desconfianza y una baja autoestima.

Yo porteo, colecho con mis dos hijos, amamanto a mi hija de tres años, y amamanté a mi hijo hasta cerca de los tres, que el decidió destetarse por si mismo, me ducho y me baño con ellos, no los dejo llorar, los acompaño en sus frustraciones y rabietas, y no por ello los estoy sobreprotegiendo, sino todo lo contrario, los estoy criando en base a un apego seguro, ¿que quiere decir ?, mis hijos son capaces de explorar el mundo a cierta distancia, sin necesidad de estar constantemente pegado a ellos, son capaces de quedarse con otras personas de forma calmada hasta que me ven, y entre otras cosas el mayor entró en el cole con total seguridad de sí mismo y sin llorar.


Al estar criando de esta forma ellos crecen de forma más segura, se vuelven más comprensibles, más empáticos, sensibles, además de empezar a comprender y distinguir las emociones desde muy pequeños.

Yo me aseguro que mis hijos sepan que en todo momento cuando me necesiten estoy ahí, pero les dejo su espacio y respeto su ritmo.

Así que no, no es lo mismo la sobreprotección que la crianza natural.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mi maternidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s