Y empezó el cole

Si, hace ya tres semanas que hemos empezado el cole, y no lo llevamos muy bien, esa ha sido la mayor razón de mi ausencia estas semanas.

Como os contaba aquí como la peque se había quedado en la clase del hermano en varias ocasiones y que me estaba planteando no solicitar el periodo de adaptación, pues no lo solicité, pero hablé con las posibles profesoras que le podían tocar, y me dijeron que ellas no tenían ningún problema de firmarlo en Septiembre.

Ella quería que su profe fuese la misma que había tenido el hermano, pero al haber menos niños matriculados, cerraron una línea (el cole tiene tres), así que ya no teníamos esa posibilidad, de todos modos ella conoce a las demás profesoras, solo que ella quería a la del hermano.

A finales de Junio, cuando se habían hecho las listas de las clases y se había asignado ya la profesora, la seño de la peque me llamó para decirme que estaba en su clase (suerte de conocerla desde hace más de 14 años).

Desde ese momento, yo le empecé a hablar de ella, de lo bien que se lo pasan los niños con ella, de lo divertida que es….Pero la peque estaba en sus trece de la seño del hermano.

Poco a poco fue entrando por el aro de su nueva seño.

En Septiembre fuimos a la reunión de presentación, y yo me la llevé para que viera su clase y se familiarizara un poco con todo.

Se nos explicó muchas cosas y entre ellas dónde tenían que ponerse en fila los niños, y C. me dijo que porqué su seño decía que se tenía que poner en fila, que a ella no le gustaba, le expliqué que todos los niños se ponían en fila para entrar juntos en la clase, pero no se quedó convencida.

Y a partir de ahí, que faltaban cinco días para empezar el cole, volvimos otra vez al principio.

El primer día sólo estaban dos horas, ella entró muy contenta, pero cuando la recogí, estaba muy nerviosa, y la seño me llamó para decirme que iba a solicitar el periodo de adaptación porque se había pasado todo el tiempo llorando preguntando cuando llegaba yo.

Así que ahí empezó nuestro martirio diario, cada día la tenía que llevar un rato antes, hubo días que entró mejor y otros que entraba llorando, eso no era lo peor, sino que cada tarde desde entonces ya empieza a darle vueltas que al día siguiente hay cole y ya se pone a llorar, ha estado dos semanas de las tres que lleva de cole soñando y teniendo pesadillas con el cole.

Allí dice que se lo pasa bien, me cuenta muchas cosas y juega mucho, pero es el momento de despegarse de mi, y la tristeza que le veo cuando se acuerda de que tiene que ir al cole al día siguiente.

El año pasado leía a Una mamá muy feliz y a Mi pequeño mundo gira contar sus experiencias con el cole y veía lo mal que lo pasaban, y este año lo estoy sufriendo yo.

La verdad es que me rompe el corazón verla así.

Espero que dentro de poco os pueda contar que va todo bien.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mi maternidad, Mis tesoros, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Y empezó el cole

  1. jooo!! que penita da verlos así, y que mal rato pasamos nosotr@s también!! ánimo, seguro que en unas semanas nos escribes diciendo que todo va genial, y estaremos deseando leerlo!!besos

    Le gusta a 1 persona

  2. Mucho ánimo, seguro que pronto se queda encantada!!! Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s